Hotel Boutique

Un lugar único…

Hotel boutique de cuatro estrellas, lleno de luz y con un ambiente cool, fresco y cosmopolita.

El Pulitzer Buenos Aires introduce en Argentina un concepto innovador: el del hotel “Gran Boutique”, combinando trato personalizado, un cuidadoso servicio e interiorismo contemporáneo, cargado de luz, frescura y ambiente con fuerte personalidad.

Punto de encuentro de personalidades, cosmopolitas y bohemios, el Pulitzer es especial.

Lázaro Rosa-Violán, responsable del interiorismo, ha convertido este hotel de cuatro estrellas en un escondite muy especial, con piezas de vanguardia y dotaciones domóticas.

Somos tendencia y personalidad y queremos compartirlo todo contigo.



Diseño y ambiente cosmopolita

El talento del reconocido interiorista y diseñador, Lázaro Rosa-Violan (Contemporain Studio de Barcelona), se ha traducido en un hotel que destaca por su impactante luminosidad y un ambiente sereno y diferente.

Una singular mezcla de acentos de los grandes hoteles de los años 50, la efervescencia porteña: Un lobby impactante, una biblioteca estilosa acogedora, nuestro Visit Cocktail Bar, la terraza Visit Sky Bar, la piscina, el gimnasio, las salas de reuniones y las 104 habitaciones desprenden un estilo muy personal con un diseño contemporáneo y sereno.

Todo ello salpicado de materiales de primera calidad, toques de color, flores frescas, piezas exclusivas de decoración traidas de todos los rincones del mundo, obras de arte contemporáneas y tecnología punta.

Sabemos gozar de Buenos Aires.
Ambiente cool y trendy: el Pulitzer es el escenario por excelencia de personalidades de la ciudad porteña.

Servicio, servicio, servicio

Eres nuestra prioridad. Tenemos una gran obsesión: que vivas una experiencia única en el Pulitzer.

Queremos que todo esté como a ti te gusta, que disfrutes tu estancia, de nuestra gente, de la gastronomía, el ambiente…en definitiva: de Buenos aires. Así volverás y nosotros te estaremos esperando.

Nuestro equipo estará pendiente de ti las 24 horas del día, pero ni lo notarás, salvo que quieras.



Back to top

More photos

Share This